5 dic. 2012

No voy en tren, voy en rickshaw

Andar por las calles de Mumbai puede ser en principio una experiencia aterradora. Autos, colectivos, bicicletas, motos de todos los tamaños, gente caminando entre los autos, carros, vacas y el famoso y querido rickshaw.
Si alguien vienen a India tiene que vivir esa experiencia de andar en esas motonetas con cabina (solo para 3 personas) conducidas por hombres silenciosos, vestidos con su uniforme caqui, pelo cortito y brilloso gracias al aceite capilar de coco y mascando paan, una especie de mezcla de especias que dejan un color rojizo en la boca. Algo que al principio me llamó la atención es que dejan las sandalias en el piso y conducen descalzos, con una pierna arriba del asiento (por favor remitirse a la foto para darse cuenta de lo que quiero decir)
Estos pequeños vehículos tienen la capacidad de meterse hasta en los lugares menos pensados. Cada milímetro cuenta para poder llegar más rápido. El ruidito a la motoneta acelerando me encanta!!! lo mejor es que vienen con aire acondicionado incorporado...... siempre entra vientito... Lo único que no está bueno es durante los mozones porque entra agua por todos lados.
La bocina es algo que no puede dejar de estar en a vida cotidiana de Mumbai. Tocan bocina para absolutamente tooooodo: para insultar al que se le cruzó, para pedirle que se corra porque querés pasar o como pasatiempo.
Todo caos tiene un orden y el tránsito en Mumbai lo tiene....

Una vez alguien me dijo que para manejar en Mumbai se necesitan 3 cosas: buenos frenos, buena bocina y buena suerte..... Mi Dios sino será cierto!!!!!